Gallegos con más de 65 años suscriben hipotecas inversas para redondear sus pagas

Gallegos con más de 65 años suscriben hipotecas inversas para redondear sus pagas

La vivienda en propiedad puede ser una fuente de ingresos para la jubilación. La hipoteca inversa es un producto financiero nuevo en España, pero de largo recorrido y éxito en países como el Reino Unido. Unos 150 gallegos de más de 65 años ya la han suscrito y los expertos consideran que su implantación en la comunidad irá creciendo con el tiempo. Durante 2009, se han contratado 2.700 hipotecas de estas características en toda España, un 8% más que hace un año. El importe medio de las viviendas que sirven de avalistas a la renta se sitúa en los 350.000 euros.

La hipoteca inversa es un préstamo con garantía hipotecaria que está dirigido a personas de más de 65 años o dependientes. Con ella se consigue percibir una renta mensual sin perder la propiedad de la vivienda. Una vez fallecido el titular, los herederos pueden recuperar la propiedad reingresando el importe de las cuotas devengadas por la entidad financiera con un interés que ronda el 6%.

Las cuotas dependen de la edad del titular y del valor de la vivienda hipotecada. Por ejemplo, un hombre de 75 años y cuya vivienda esté tasada en 450.000 euros recibiría una cantidad mensual de 1.206, 90 euros al mes, aunque esta cantidad puede variar en función de los tipos de interés disponibles en cada momentoen el mercado financiero. (ver cuadro adjunto). El vigués Ángel Rodríguez-Carreño de Cominges, es el consejero delegado de Óptima Mayores, la primera consultora en este tipo de operaciones que existe en España y pronostica un fuerte crecimiento de este producto para los próximo quince años. En un reciente informe elaborado por esta firma se señala que el colectivo de mayores de 65 añosserá el 58,69% de la población española en 2050, mientras que la media europea se situará en el 50,46%. Con este panorama, la compañía considera que la hipoteca inversa será una de las soluciones posibles al problema que se pueda pantear en el sistema de pensiones.