La hipoteca inversa gana terreno en Málaga

La hipoteca inversa gana terreno en Málaga

“Es como una hipoteca, pero al revés”. Es la forma más sencilla que encuentran en una entidad financiera para descubrir la hipoteca inversa un producto que tiene cada vez más seguidores, a pesar de que no termina de consolidarseen España seis años después de su implantación. Durante 2009, el número de operaciones aumentó un 8% en Málaga, según datos de la consultora Óptima Mayores, que cifra en 135 las contrataciones realizadas en el provincia frente a las 125 registradas el año anterior.

La problemáticas de las pensiones, así como las crisis financiera e inmobiliaria se encuentran detrás de este incremento a juicio de los expertos de la entidad especializada en asesoramiento a mayores, que confían en que 2010 sea el año del “despegue definitivo” de este producto, que permite a personas de más de 65 años o dependientes propietarios de viviendas obtener unos ingresos extra mediante el cobre de una renta mensual temporal o vitalicia por un parte del valor del inmueble. El plazo del crédito está asociado a la esperanza de vida de los titulares de la vivienda, que no pierden la propiedad ni el uso del piso, según resaltn en Óptima Mayores.

Y es que, a diferencia de la renta vitalicia, en la que el usuario cede la vivienda a la entidad, aunque puede residir en ella hasta su muerte, en el caso de la hipoteca inversa la titularidad del piso pertenece a quienes contratn el producto o a sus herederos, que tendrán que liquidar la deuda devolviendo el dinero prestado si quieren recuperar el bien. Pare ello, podrán vender la casa o constituir una nueva hipoteca por le importe que recibió su dueño, explican en la consultora.

Sur.es, 15 de febrero de 2010