La hipoteca inversa en Reino Unido vs España

La hipoteca inversa en Reino Unido vs España

No hace mucho tiempo tuvimos la oportunidad de compartir un día con Colin Taylor, el CEO de Key Retirement Solutions, el asesor independiente de hipoteca inversa líder en Reino Unido, para intercambiar experiencias y conocer mutuamente el sector en los respectivos países.

Ya sabíamos que en Reino Unido cuentan con muchos más años de desarrollo del mercado, y que allí la hipoteca inversa está totalmente “normalizada”, pero queríamos profundizar mucho más, tanto en términos cualitativos como cuantitativos.

Quizá lo que refleja con más claridad que se trata de un mercado mucho más maduro que el español es el hecho de que se realizan más de 22.000 operaciones de hipoteca inversa al año, más de un 1.000% más de las que se realizan en España. Además, existen diferencias importantes en ambos mercados, tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta.

En Reino Unido, las entidades proveedoras son en su mayoría aseguradoras, a diferencia de lo que ocurre en España, y allí sí promocionan el producto, ya que cuentan con un bagaje de muchos más años, y por tanto tienen los riesgos mucho más limitados. Además, las compañías derivan las operaciones hacia los asesores independientes para que los clientes puedan recibir una información transparente y profesional, y puedan tomar la mejor decisión. La figura del asesor está mucho más desarrollada en todo el sistema financiero británico, en el que los clientes acuden siempre a un asesor antes de pedir consejo en su banco, un comportamiento muy habitual en España, aunque también es cierto que tras la crisis financiera cada vez menos.

Los productos aunque parecidos, también presentan diferencias importantes. Podríamos concluir que en Reino Unido hay más flexibilidad a la hora de elegir un plan, ya que pueden elegir entre obtener todo el préstamo en forma de disposición inicial, o todo en forma de renta, además de varias alternativas entre medias. En España la hipoteca inversa de momento debe incluir siempre disposiciones mensuales, aunque también se puede solicitar un importe adicional al inicio, pues está ideado para mejorar los ingresos mensuales de los pensionistas.

Esta diferencia en los diferentes planes, hacen que el perfil de los clientes también sea diferente. Si bien en España la edad media se sitúa por encima de los 80 años, en Reino Unido el 75% de los clientes tienen menos de 75 años.

También sorprende la razón por la que los clientes hacen la hipoteca inversa en Reino Unido, y es que la mayoría hacen la operación para realizar mejoras en el hogar e irse de vacaciones, frente al caso español, en donde el motor para hacer la operación es el poder pagar más holgadamente gastos corrientes y pagar servicios residenciales o socio sanitarios.

Estos datos reflejan igualmente una diferencia importante en la mentalidad de los mayores, y es que un país en el que sí se ahorra a través de planes de pensiones privados y tienen la jubilación más o menos asegurada, la vivienda se considera como un plan de pensiones más del que obtener más ingresos y mejorar así la calidad de vida; no tienen el apego al ladrillo que tenemos nosotros los españoles, y tampoco consideran necesario el dejar a sus herederos una vivienda libre de cargas, incluso aunque la hipoteca no sea para pagar gastos necesarios para subsistir. En España, por contra, seguimos aferrados a la idea de dejar en herencia un inmueble libre de cargas aún a costa de malvivir durante la jubilación, aunque como hemos podido comprobar igualmente en Óptima Mayores, cada vez un poco menos.