Contenido de ‘Opinión’

La hipoteca inversa como parte de la planificación financiera

4, octubre, 2016

Como cada final de año, estamos a punto de presenciar una gran campaña, tanto publicitaria como a nivel de comunicación, de todas las compañías aseguradoras orientada a convencernos de la necesidad de ahorrar a través de sus planes de pensiones como mejor solución para garantizarnos una jubilación digna.

Es evidente que el actual Sistema Público de Pensiones es insostenible por la evolución demográfica esperada en España, pero no es menos evidente que con los salarios  y los tipos de interés actuales es prácticamente imposible conseguir una pensión digna a través de un plan de pensiones privado alternativo.

¿Cómo va a ahorrar un joven de 30 años si el salario medio son 1.600 euros brutos al mes? No es suficiente para pagar a la Seguridad Social, pagar la hipoteca o el alquiler, y además hacer aportaciones a un plan de pensiones. Además, la bajísima rentabilidad de la renta fija hace poco atractivo el ahorro a través de estos instrumentos.

Según datos de Inverso, hay en la actualidad 103.000 millones de euros acumulados en el total de planes de pensiones, cifra claramente insuficiente para complementar las pensiones en el futuro. Este dato contrasta con el ahorro que los españoles acumulan en otro tipo de activo y que sin embargo se pasa por alto tanto por la mayoría del sector asegurador como por el financiero. Solo los mayores de 65 años acumulan 644.000 millones de euros en vivienda, seis veces más de lo acumulado en el total de planes de pensiones.

Parece evidente pensar entonces que si logramos desarrollar un mercado de alternativas que permitan convertir ese ahorro en una fuente de liquidez para los mayores, podríamos aliviar en gran medida el problema al que nos enfrentamos. La hipoteca inversa se erige como la mejor alternativa para conseguirlo, ya que permite obtener liquidez con la garantía de la vivienda, permitiendo a sus propieatarios seguir viviendo en ella, y sin perder la propiedad de la misma. Se trata de una solución inmediata y que además no costaría dinero al Estado.

La hipoteca inversa debe entrar a formar parte de la planificación financiera de cada persona, lo que aportaría además otro argumento a favor de comprar vivienda frente al alquiler.

Cuando te jubiles, tu pensión va a ser insuficiente. Luego …

26, junio, 2015

Son el resumen de las recientes declaraciones de Luis María Linde, Gobernador del Banco de España. Nada nuevo, en realidad, sino una evidencia dada la pirámide de población de nuestro país y el aumento de la esperanza de vida. Linde aconseja a los españoles que ahorremos para poder mantener un poder adquisitivo digno en la jubilación, y no le falta razón. El sistema actual es  insostenible, y los futuros pensionistas debemos preocuparnos por acumular un ahorro que nos permita en un futuro complementar la pensión pública.

Si bien esta circunstancia es un secreto a voces, parece que a los españoles nos cuesta planificar nuestro futuro, ocuparnos de que cuando dejemos de trabajar, podamos disfrutar de la jubilación sin tener que reducir nuestra calidad de vida.  Son muchas las alternativas que nos permiten ahorrar para el futuro, siendo las más “ortodoxas” los planes de pensiones y de jubilación, aunque ninguna acaba de “calar” en nuestra sociedad. ¿Por qué no lo hacemos entonces? Uno de los factores (el principal) que nos impide hacerlo es la escasa capacidad de ahorro, lo poco o nada que nos queda después de pagar todos los gastos mensuales. Si apenas llegamos a final de mes, ¿cómo vamos ahorrar para el futuro?

Dadas las circunstancias, parece que la solución es abandonarse a lo que el futuro nos pueda deparar. Sin embargo, sí hay alternativas. Muy desconocidas todavía en España, pero disponibles. Se trata de las opciones de licuación de patrimonio, soluciones que permiten transformar nuestra vivienda en una fuente de liquidez sin tener por ello que dejar de disfrutar de ella. Es decir, podemos seguir viviendo en nuestra casa, pero con más dinero. Hablamos de la hipoteca inversa y de la renta vitalicia inmobiliaria.

La realidad es que los españoles sí ahorramos, lo que ocurre es que no lo sabemos. Comprarse una casa puede ser nuestro mejor plan de pensiones. Y la mayoría de los españoles nos compramos una casa. Pagamos la hipoteca para poder vivir en una vivienda y adquirirla. Lo que muy poca gente sabe, es que eso supone un ahorro, en forma de “ladrillos”, pero un ahorro al fin y al cabo. Un ahorro que nos puede permitir, llegado el momento, disfrutar de una mejor jubilación a través de las alternativas de licuación de patrimonio, tales como la hipoteca inversa y la renta vitalicia inmobiliaria.

En otros países de nuestro entorno, estas soluciones están normalizadas, y a la hora de hacer los números para la jubilación, se consideran como cualquier otra. Sería bueno por tanto, que a la hora de planificar nuestro futuro, sepamos que existen estas alternativas, que además son mucho menos exigentes en la etapa de acumulación, puesto que todos necesitamos vivir en una vivienda.

 

La hipoteca inversa se amplía a más personas con discapacidad

20, mayo, 2013

Recientemente, el Gobierno, por inicviativa del CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad), ha ampliado la posibilidad de contratar hipotecas inversas, y por tanto beneficiarse de las ventajas fiscales en su contatación, a las personas con una grado de discapacidad igual o superior al 33%, a través de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

Si bien es una medida que debe aplaudirse, no es la reforma más urgente que precisaba la hipoteca inversa, pues en realidad esta medida tendrá muy poco efecto en la contratación de más operaciones por parte de discapacitados de menos de 65 años (si fueran mayores, podrían contratarla por el mero hecho de ser mayores de 65 años).

La reforma que verdaderamente hace falta, es la necesaria para clarificar un punto que a día de hoy no está claro, y que genera cierta inseguridad jurídica a las entidades que ofrecen el producto, y frena a otras que podrían entrar a ofrecerlo. Nos referimos al asesoramiento independiente necesario en la contratación de hipotecas inversas, que si bien se menciona en la Ley 41/2007, todavía  hoy, 6 AÑOS MÁS TARDE!!!!!, sigue sin estar clarificado y  no se concreta cómo debe ofrecerse dicho asesoramiento.

Quiero un vitalicio

24, diciembre, 2012

Si bien la hipoteca inversa es todavía una gran desconocida en España, la existencia de la renta vitalicia inmobiliaria como alternativa para hacer líquido el patrimonio inmobiliario data de hace muchos años, de hecho figura en nuestro ordenamiento jurídico desde el siglo XIX. Sin embargo, quizá el nombre con el que más coloquialmente se conoce a las rentas vitalicias inmobiliarias sea con el de “vitalicio” o “hacer un vitalicio”.

A través de un vitalicio, la persona puede disfrutar de un ingreso mensual de por vida, incluso de una disposición inicial, dado que vende la nuda propiedad de su vivienda (manteniendo el usufructo), a cambio de la percepción de la misma. Se beneficia por tanto de recibir una renta mensual, y de no tener que pagar ya más los gastos del inmueble correspondientes al propietario, como son el gasto de la comunidad, el IBI, derramas, …

¿Cómo afectará la Directiva de Género en Seguros a la hipoteca inversa?

13, diciembre, 2012

Para entender mejor lo que significa la aplicación de la Directiva de Género, cabe explicar:

1.- La Directiva 2004/113/EC decía en su artículo 5.2 que permitía aplicar primas o prestaciones distintas si el sexo era un factor fundamental en la evaluación del riesgo y esto se justifica por datos actuariales y estadísticos pertinentes y exactos.

2.- El Tribunal Superior de Justicia Europeo sentenció con fecha 1 de marzo de 2012, en adelante sentencia Test Achats, en la cual ya no se puede mantener una excepción a la norma de “igualdad de trato en el acceso a bienes y servicios y su suministro” por tiempo ilimitado y por tanto, la Directiva 2004 deberá cumplir la igualdad de trato por sexo a partir del 21 de diciembre de 2012.

¿Significa esto que las ofertas serán las mismas para hombres y para mujeres? Hay que recordar que la hipoteca inversa en su modalidad vitalicia, lleva asociado un seguro de rentas vitalicias diferidas que permite garantizar la percepción de la renta hasta el fallecimiento. Hasta ahora, las ofertas que las entidades ofrecían, “penalizaban” la mayor longevidad de las mujeres con mayores disposiciones mensuales, algo que a partir del 21 de diciembre ya no podrán hacer.

Cada compañía de seguros deberá analizar su cartera para ver la tipología de la misma, y en función de ello establecer los criterios de cálculo, pero sin poder distinguir por sexo.

Quedamos a la espera, y os mantenbdremos informados.

Cómo financiar la asistencia a domicilio para mayores

3, octubre, 2012

No cabe duda de que por regla general, las personas llegadas a una edad, prefieren seguir viviendo en sus casas, incluso en situaciones de dependencia. Lo que ocurre es que en muchos casos, los recursos necesarios para mantener los servicios sociosanitarios necesarios, hacen insostenible la situación, y las familias se ven obligadas a buscar un centro que pueda, en la medida de lo posible, dar el servicio, y ofrecer un lugar agradable y acogedor en el que el mayor se encuentre al menos lo más cómodo posible, ya que tiene que abandonar su hogar. La situación además se ha agravado con la reforma de la ley de dependencia, que reduce las ayudas a los cuidadores familiares.

Para estas situaciones, la hipoteca inversa es una alternativa a considerar, ya que permitirá financiar en parte, o totalmente, el coste de los servicios de asistencia domiciliaria. Se trata de una alternativa para obtener un ingreso adicional todos los meses y de por vida, y sin necesidad de tener que dejar la vivienda, ya que ésta se emplea únicamente como garantía; no se pierde la propiedad sobre la misma.

Financiar asistencia a domicilio

 

Más rigor y menos sensacionalismo con la hipoteca inversa, por favor

13, abril, 2012
Está apareciendo últimamente en prensa noticias relacionadas con una presunta estafa a residentes extranjeros llevada a cabo por una serie de entidades extranjeras que actuaban en España, principalmente en Málaga, que ofrecían a sus clientes la posibilidad de obtener dinero a través de una hipoteca inversa, que invertirían en paraísos fiscales para obtener un rendimiento positivo. Resumiendo, las personas hipotecaban su casa (con un producto que en España no se puede llamar hipoteca inversa, pues no cumple con los requisitos legales), obtenían un dinero de golpe a un tipo de interés, y ese dinero se invertía con la expectativa de generar una rentabilidad superior al coste del préstamo. ¿Qué ha ocurrido? Pues que la inversión ha salido mal, algo que no tiene nada que ver con la hipoteca inversa. La hipoteca les permitió liberar dinero de sus viviendas; el problema es que luego se ha invertido mal, la operación se ha ido al traste, y en los medios cargan contra la hipoteca inversa, cuando ésta nada tiene que ver. En definitiva, la operación consistía en dos partes:
  • La primera, un préstamo con garantía hipotecaria, que en los medios llaman hipoteca inversa, aunque en realidad no lo es tal, según la legislación española. Este préstamo les permitió obtener liquidez: hasta ahí todo bien.
  • La segunda, una inversión en un paraíso fiscal, con una expectativa de rentabilidad que no se ha cumplido; una mala inversión, que es lo que ha generado el problema.
En España, la hipoteca inversa es un producto regulado por ley, y se establecen una serie de garantías y regulaciones que lo convierten en una opción muy conveniente para muchos mayores que necesitan complementar todos los meses su pensión. Para empezar, en España la deuda nunca es exigible hasta el fallecimiento, por lo que ningún mayor se encontraría en la tesitura de tener que devolver la deuda acumulada. El producto en España, además, está ideado para que los mayores puedan obtener un complemento a su pensión, un ingreso mensual. Aunque en algunos casos se puede solicitar además una disposición inicial, en ningún caso se podría disponer de todas las cantidades al inicio de la operación. El colectivo de los mayores es un colectivo sensible, y la hipoteca inversa un producto financiero. Es muy fácil hacer un titular sensacionalista para tratar de captar la atención del lector, pero sepan ustedes que están haciendo daño a una actividad no sólo totalmente lícita y que cuenta con todas las garantías, sino que además muy necesaria para una buena parte de la población en nuestro país. Ya nos cuesta mucho informar acerca de la hipoteca inversa en un país en el que apenas se conoce, y las entidades que lo ofrecen tampoco lo promocionan, como para que la prensa además propague un miedo totalmente infundado hacia este producto por hacer un titular llamativo.

La hipoteca inversa en Reino Unido vs España

14, febrero, 2012

No hace mucho tiempo tuvimos la oportunidad de compartir un día con Colin Taylor, el CEO de Key Retirement Solutions, el asesor independiente de hipoteca inversa líder en Reino Unido, para intercambiar experiencias y conocer mutuamente el sector en los respectivos países.

Ya sabíamos que en Reino Unido cuentan con muchos más años de desarrollo del mercado, y que allí la hipoteca inversa está totalmente “normalizada”, pero queríamos profundizar mucho más, tanto en términos cualitativos como cuantitativos.

Quizá lo que refleja con más claridad que se trata de un mercado mucho más maduro que el español es el hecho de que se realizan más de 22.000 operaciones de hipoteca inversa al año, más de un 1.000% más de las que se realizan en España. Además, existen diferencias importantes en ambos mercados, tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta.

En Reino Unido, las entidades proveedoras son en su mayoría aseguradoras, a diferencia de lo que ocurre en España, y allí sí promocionan el producto, ya que cuentan con un bagaje de muchos más años, y por tanto tienen los riesgos mucho más limitados. Además, las compañías derivan las operaciones hacia los asesores independientes para que los clientes puedan recibir una información transparente y profesional, y puedan tomar la mejor decisión. La figura del asesor está mucho más desarrollada en todo el sistema financiero británico, en el que los clientes acuden siempre a un asesor antes de pedir consejo en su banco, un comportamiento muy habitual en España, aunque también es cierto que tras la crisis financiera cada vez menos.

Los productos aunque parecidos, también presentan diferencias importantes. Podríamos concluir que en Reino Unido hay más flexibilidad a la hora de elegir un plan, ya que pueden elegir entre obtener todo el préstamo en forma de disposición inicial, o todo en forma de renta, además de varias alternativas entre medias. En España la hipoteca inversa de momento debe incluir siempre disposiciones mensuales, aunque también se puede solicitar un importe adicional al inicio, pues está ideado para mejorar los ingresos mensuales de los pensionistas.

Esta diferencia en los diferentes planes, hacen que el perfil de los clientes también sea diferente. Si bien en España la edad media se sitúa por encima de los 80 años, en Reino Unido el 75% de los clientes tienen menos de 75 años.

También sorprende la razón por la que los clientes hacen la hipoteca inversa en Reino Unido, y es que la mayoría hacen la operación para realizar mejoras en el hogar e irse de vacaciones, frente al caso español, en donde el motor para hacer la operación es el poder pagar más holgadamente gastos corrientes y pagar servicios residenciales o socio sanitarios.

Estos datos reflejan igualmente una diferencia importante en la mentalidad de los mayores, y es que un país en el que sí se ahorra a través de planes de pensiones privados y tienen la jubilación más o menos asegurada, la vivienda se considera como un plan de pensiones más del que obtener más ingresos y mejorar así la calidad de vida; no tienen el apego al ladrillo que tenemos nosotros los españoles, y tampoco consideran necesario el dejar a sus herederos una vivienda libre de cargas, incluso aunque la hipoteca no sea para pagar gastos necesarios para subsistir. En España, por contra, seguimos aferrados a la idea de dejar en herencia un inmueble libre de cargas aún a costa de malvivir durante la jubilación, aunque como hemos podido comprobar igualmente en Óptima Mayores, cada vez un poco menos.

Año nuevo, vida nueva, vida mejor

10, enero, 2012

Ha comenzado el 2012, un año sobre el que nadie se pone de acuerdo de si será un año de recuperación o de empeoramiento, y es que los innumerables pronósticos fallidos de todo tipo, no hacen sino generar más incertidumbre sobre nuestra maltrecha economía.

En un contexto tan convulso como el actual, nos llena de enorme satisfacción el poder contribuir para que nuestros clientes puedan vivir con la tranquilidad que supone el saber que pase lo que pase, van a poder disfrutar de un ingreso extra todos los meses y de por vida. Ya son varios cientos las personas a las que hemos ayudado a conseguir mejorar su calidad de vida gracias a la hipoteca inversa, y para este difícil año que se presenta, pretendemos poder ayudar a muchas más, en este nuestro afán de que la hipoteca inversa se conozca como alternativa para mejorar la vida de las personas ya jubiladas y que han realizado un gran esfuerzo durante toda su vida para ahorrar (sí ahorrar), en forma de vivienda.

¿Y cómo les hemos ayudado? Pues a que desde el primer momento, y a través de la elaboración de un estudio inicial personalizado gratuito y sin compromiso, puedan conocer cuáles son las mejores ofertas de hipoteca inversa en el mercado español para su caso concreto. A partir de ahí, les acompañamos durante todo el proceso defendiendo sus intereses frente a los de las entidades, para que puedan ahorrar así mucho tiempo y dinero, y tengan la tranquilidad de que están contratando lo mejor.

Si Ud. cree que le podría venir bien conseguir un ingreso extra todos los meses, para Ud mismo o para algún familiar o conocido, podrá comprobarlo; año nuevo, vida nueva y … ¿vida mejor?.

Llámenos o si lo prefiere, compruebe primero la renta mensual que podría obtener a través de nuestra calculadora de hipoteca inversa.

Los españoles somos pesimistas ante la jubilación, y con razón. ¿O no?

10, mayo, 2011

Un reciente estudio sobre jubilación realizado por la aseguradora AXA, arroja unos datos que demuestran que los españoles somos muy pesimistas ante nuestra jubilación, y no es de extrañar. Actualmente la pensión media de los españoles se sitúa en 889,35€, según datos del Ministerio de Trabajo, frente a los 1.825€ en los que se establece el salario medio bruto mensual en España, según el INE.

Si a estas cifras añadimos que sólo el 29% de los trabajadores en España han empezado ya a ahorrar para cuando se jubilen, la situación es cuanto menos, preocupante.

Además, este mismo estudio recoge que para el 57% de los jubilados, sus ingresos son insuficientes, algo nada extraño si tenemos en cuenta los datos ya citados.

En resumen, en España, con unas de las pensiones públicas más bajas de Europa, no ahorramos para nuestra jubilación, por lo que cuando llegamos a esta etapa de la vida, nuestro nivel de riqueza disminuye considerablemente.

No obstante, en España es verdad que no ahorramos en forma de rentas, pero sí que lo hacemos a través de otro instrumento de ahorro (aunque no estamos acostumbrados todavía a verlo así). Ahorramos en forma de vivienda. Destinamos gran parte de nuestra capacidad de ahorro a adquirir una vivienda en propiedad (en España el 87% de los mayores de 65 años tienen vivienda en propiedad), y en la mayoría de los casos, con rentabilidades muy interesantes.

Entonces si hemos ahorrado durante toda nuestra vida (unos más que otros), y además con rentabilidades interesantes, parecería lógico pensar que llegados a una edad en la que nuestro poder adquisitivo se ve muy mermado, deberíamos disfrutar de ese ahorro acumulado durante tantos años en forma de vivienda, y disfrutar así de una jubilación más desahogada.

Sin embargo, la realidad no es así. Y no es así porque para poder disfrutar de ese ahorro tenemos que vender la vivienda, y a esas edades, normalmente queremos seguir viviendo en nuestra casa, y a día de hoy, nadie duda de que vender una vivienda es una misión bastante difícil.

¿O no?

Pues no, no es así. Existe una alternativa, si bien es verdad que todavía muy desconocida en nuestro país; la hipoteca inversa. Una solución que nos permite precisamente “liberar” ese ahorro que hemos acumulado en nuestra vivienda, y sin perder la propiedad sobre la misma. Una solución que vistas las cifras, debería al menos plantearse una gran parte de los jubilados en España para poder compensar sus bajas pensiones. Y ahí es cuando en Óptima Mayores le podemos ayudar a convertir su vivienda en su mejor plan de pensiones.

Llámenos al 902 225 223 y estaremos encantados de asesorarle.