Otras
Soluciones

OTRAS SOLUCIONES Existen otras soluciones además de la hipoteca inversa para hacer líquido el patrimonio inmobiliario a la vez que permiten seguir viviendo en la vivienda.Se trata de alternativas que implican la pérdida de propiedad, pero que para determinados casos pueden resultar la opción más adecuada.

Otras soluciones

Existen otras soluciones además de la hipoteca inversa para hacer líquido el patrimonio inmobiliario a la vez que permiten seguir viviendo en la vivienda.Se trata de alternativas que implican la pérdida de propiedad, pero que para determinados casos pueden resultar la opción más adecuada.Tanto la renta vitalicia inmobiliaria como la venta con alquiler vitalicio le permitirán obtener incluso mayor liquidez que con la hipoteca inversa, teniendo en cuenta que son operaciones no reversibles y que tienen otras implicaciones, la más importante es la pérdida de la propiedad.

Renta Vitalicia Inmobiliaria

En resumen

El cliente vende la nuda propiedad y mantiene el usufructo de por vidaLa nuda propiedad se vende normalmente a cambio de una renta vitalicia, de un importe único o de una combinación de un importe inicial más una rentaAl fallecimiento del cliente, el inversor se queda con el inmueble

¿Qué es una renta vitalicia inmobiliaria?

Una renta vitalicia inmobiliaria es una operación que se realiza ante notario, a través de la cual el propietario de la vivienda (normalmente una persona de edad avanzada) vende la nuda propiedad del inmueble a cambio de recibir una renta mensual vitalicia, manteniendo el usufructo de la misma hasta el fallecimiento; es decir, podrá seguir viviendo en su casa, recibiendo una renta mensual, y sin tener que hacerse cargo de los gastos propios del propietario, como son los gastos de comunidad, IBI, y derramas.

A diferencia de una hipoteca inversa, a través de una renta vitalicia se puede obtener más ingresos, si bien es una operación que no se puede cancelar, y al fallecimiento los herederos no podrán disfrutar del inmueble.

El titular mantiene el derecho de uso y disfrute.

Las cantidades que percibe el cliente normalmente es mayor a la obtenida a través de la hipoteca inversa.

Deja de hacerse cargo de los gastos de la vivienda (comunidad, IBI, derramas, …)

¿Qué tipos de modalidades de renta vitalicia inmobiliaria existen?

Si bien no todas podrían considerarse puramente como tales, si atendemos a que permiten obtener unos ingresos a partir de la inversión en el inmueble:

Renta Vitalicia; Aquella en la que la persona mayor vende la nuda propiedad y mantiene el usufructo vitalicio, a cambio de percibir una renta mensual de por vida.

Renta Temporal; Aquella en la que la persona mayor vende la nuda propiedad y mantiene el usufructo vitalicio, a cambio de percibir una renta por un plazo determinado. Esta modalidad permite recibir más importe que la anterior, pero durante menos tiempo.

¿Qué requisitos se exigen para contratar una renta vitalicia?

Como norma general, ser mayor de 75 años, y tener una vivienda en propiedad bien ubicada, preferiblemente en una capital de provincia.

¿Cómo puedo conseguir una renta vitalicia inmobiliaria?

Llámenos y le asesoraremos para que conozca las mejores alternativas.

Venta con Alquiler Vitalicio

Óptima Mayores

La Venta con Alquiler o Sale and Lease Back es una fórmula que permite al propietario de la vivienda venderla, obtener los ingresos por la venta, y simultáneamente quedarse como inquilino por el tiempo que se pacte.

Óptima Mayores

en resumen

Permite obtener mucha liquidez a la firma de la operación.

El vendedor deja de pagar los gastos que corresponden al propietario, tales como comunidad, IBI y derramas.

Muy buena fiscalidad ya que los mayores de 65 años están exentos de tributar por la ganancia patrimonial que se produce a la venta, siempre que se trate de la vivienda habitual.

¿Qué es una Venta con Alquiler Vitalicio?

Este tipo de operaciones suelen realizarse con inversores que buscan obtener una rentabilidad por el alquiler del inmueble.
El vendedor se beneficia al conseguir una importante suma de dinero, normalmente entre el 70%-100% del valor de la vivienda, y el comprador de obtener una rentabilidad por su dinero invertido; el precio del alquiler anual suele oscilar entre el 3,5%-5% del precio de compra.

 

Es importante considerar que si bien se consigue una cantidad muy importante al inicio de la operación, existe el riesgo de tener que administrar ese dinero para poder pagar el alquiler. Por ese motivo la venta con alquiler se suele realizar:

Cuando existe una deuda muy alta que no se puede hacer frente de otra manera

Sobre una segunda vivienda que se va a disfrutar durante unos años pero no de por vida

Cuando el vendedor es de edad muy avanzada y se quiere obtener la mayor cantidad de dinero por la vivienda

En Óptima Mayores le ayudaremos a conseguir el inversor adecuado para su caso concreto, además de asesorarle en todos los aspectos jurídicos, financieros y fiscales que implica la firma de una operación de venta con alquiler garantizado.
Póngase en contacto con nosotros para que un asesor le informe